Thanksgiving's Blessings and Nature's Great Gift

Bendiciones de Acción de Gracias y el gran regalo de la naturaleza

Lo que alguna vez fue una de las fiestas más celebradas en los Estados Unidos junto a la Navidad se ha convertido en un tema de controversia cada vez más discutido. La mayoría de nosotros estamos familiarizados con la historia. Era 1620, y los peregrinos ingleses, se nos dice, lucharon por sobrevivir, ayudados en gran medida por la generosidad de algunos nativos americanos locales de la tribu Wampanoag. Al año siguiente, pudieron cultivar su propia comida y, para devolver el favor, celebraron con un festín, invitando a los nativos americanos a participar. 

Acción de gracias bebiendo té de meimei fine teas 

Haya o no algo de verdad en esta historia (y, sin duda, hay algo), el idea de pasar un día reflexionando sobre nuestra buena suerte durante el año, pasar tiempo con amigos y familiares durante una fiesta y aprender a apreciar un poco más todo en nuestras vidas es una buena ocurrencia. Pero no hay razón para que esto deba limitarse a un día del año y, de hecho, muchas de estas actitudes agradecidas y reflexivas se pueden encontrar en la tradición de beber té.

Una de las cualidades más singulares de la experiencia de beber té se encuentra en el ritual del té. preparación. Ya sea que prefiera el elegante proceso del té estilo gongfu o se conforme con usar un infusor colocado en su taza favorita, el acto de hacer esa taza perfecta es uno de los rituales más relajantes del día. Muchos de los que se cambian al té de hojas sueltas por primera vez comentan con entusiasmo cómo cambia su rutina diaria y reduce su estrés. Nos invita a reducir la velocidad por un momento, prestar atención, respirar el aroma de las hojas de té, observar sus colores y escuchar los sonidos del agua al hervir, todo lo cual lo convierte en una experiencia relajante y relajante.

Pero además de la preparación del té, también hay té. bebidas, que puede ser un momento de reflexión y consideración. En algunas tradiciones monásticas, no es raro participar en largos períodos de meditación con nada más que una almohada en el suelo y una sola taza de té. Se dice que cuando el monje comenzaba a perder la concentración debido a la fatiga, tomaba un sorbo de té, mientras hacía todo lo posible por mantener un estado consciente.

Beneficios del té de regalo de té

Hay más en esta práctica monástica que mover las extremidades y tomar cualquier bebida en un esfuerzo por mantenerse despierto. Además de la cafeína en el té, que puede ayudar a promover el estado de alerta, también existe el aminoácido conocido como "l-teanina", que ayuda a promover una sensación de calma. Si bien el té proporciona parcialmente los beneficios del café a través de su menor contenido de cafeína, también equilibra esa estimulación con l-teanina, creando las condiciones perfectas para la capacidad de concentrarse sin sentirse sobreestimulado o ansioso.

Tanto química como históricamente, el té ha demostrado ser ideal para la introspección y la observancia consciente. Con cada sorbo cuidadoso, uno se encuentra invitado a reflexionar sobre el pasado, las esperanzas para el futuro y el amor por el presente. En el acto de beber té, damos gracias, no a los ídolos de la abundancia y el exceso, sino por la alegría de la riqueza que descubrimos en el momento.

Es más, esto es algo que podemos compartir con otros. Aquellos de nosotros que nos apasiona nuestro té siempre estamos ansiosos por invitar a otros a la experiencia con nosotros también. Con este fin, beber té es un acto desinteresado, ya que nos inspira a extender esa alegría que descubrimos a los demás. Uno se da cuenta rápidamente de que hay algo humillante y gratificante en preparar una taza de té para otra persona y servirla. Es un acto que ayuda a promover la unidad, la comprensión y el amor.

Comentarios 0

Déjame tu comentario